Memorias de un 20 de Febrero

Memorias de un 20 de Febrero 
 
Clima: Frio/fresco
Estado: Pensativa
Animo: ASDADDS
Interés acutal: Escuchar algo hermoso
Pensamiento: Lo que una canción provoca en mi mente, uff
Razón para subir esto: Say good bye to the fuckers


Sigues ascendiendo sin siquiera mirar atrás. Algunos ascienden, se detienen, se sientan, se relajan, disfrutan un poco el descanso que tienen, la compañia de la persona con quienes descansan, pero no ascienden más. Tu solo puedes ver eso, no estas ascendiendo. Los ves ahí, quietos, sin subir más, sin ir más arriba, sin lograr más mientras dan todo por sentado y no buscan ni intentan nada.

Tu sigues ascendiendo, algunos te ven y observan como jadeas, sudas, tus piernas tiemblan, tus pies sangran, tu respiración se acelera, pero sigues ascendiendo. Nisiquiera te das cuenta de cuanto has subido, ni cuanto llevas atravesado, cuan alto has llegado para este punto, sigues subiendo. El cansancio te intenta derrumbar, igual que el peso que llena tus piernas, pero no le das importancia. Algunas veces todo eso desaparece mientras ascendiendes o regresa con más fuerza, no importa realmente.

¿Pero cual es esa gran necesidad de subir? ¿Estar más arriba que los demás? ¿Sentirte en la cima del mundo? ¿Ascender más alto que cualquier humano? No, bien el camino podría ser cuesta abajo y de todos modos lo tomarías. No te importa si es arriba o abajo, alto o profundo, nada de eso importa, te importa lo que hay al final de ese camino. Lo que más necesitas y te da ánimos de continuar.

Ese algo que ha estado desde siempre lo más arriba posible, y que solo estando en lo más bajo posible lograste ver alguna vez. Sigues buscando desesperadamente ese algo, subiendo, sangrando, sudando, jadeando, sin quitar tu vista de la cima en ningún momento, con la mirada perdida por completo. Finalmente logras verlo. La persona que amas.

Porque el amor siempre será lo más alto que podrás tener, estar y conseguir. No importa donde y como, el sudor y dolor que sientas por ese amor, todo eso valdrá la pena cuando lo consigas. Lo sabes ahora, mientras esa persona te abraza y te besa confortando todo el dolor que has sentido durante todo el recorrido.










Moraleja: El amor lo vale todo.

1 comentarios:



Katze Czolg dijo...

Nunca ascenderas sola mientras siga con vida, te amo. n n